viernes, 11 de noviembre de 2011

Dos desayunos un poco escenográficos

La verdad? lo que pude comer en cada sentada no duró mucho tiempo. Bueno, tampoco era comida digna de dibujarse...
Hablando en serio, son dos momentos de cafetería y nada más. Eso sí, en cada mini sesión tomar el café y el te fue un poco sufrimiento porque al beber había que volver a colocar la taza y la tetera, la cuchara y hasta el plato, de nuevo en su sitio.

Espero que os gusten.

Emmanuel

3 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.